Reproductor de audio: la fuente de sonido CD o MP3

“Conocer la repercusión que se tendrá en la realización del directo de la radio.”
Un cd puede deteriorarse. Sin embargo el mp3 es más fácil de catalogar y localizar y no suele deteriorarse. Sera como una copia de seguridad.

El CD. Sabemos que es un soporte físico que necesita de un aparato reproductor, que este en perfecto estado, y que el CD también este en buena conservación para evitar el deterioro. Aquella concepción que se tenía al inicio del soporte que era duradero más que los vinilos o las cassette, es erróneo Un CD es más frágil que soportes anteriores. Lo que si al ser digital la calidad de audio es mejor.

En MP3 La calidad es similar a los CD siempre que no sea inferior a 128 kps. Pero el MP3 también es frágil, porque se puede perder igualmente si el soporte donde se encuentra sufre un error. Debe por lo tanto conservarse en diferentes soportes.

 

En la realización de programas

El MP3 facilita la rapidez, pudiendo acumular todos los audios en un solo reproductor, programa, visualizándolos todos en una sola pantalla.

El CD si el programa está elaborado por diferentes CDs necesita varios reproductores y cambiarlos los Discos rápidamente.

 

En la conservación de los audios

Es imprescindible varios soportes, el CD original como físico, que se puede almacenar en su caja, catalogarlo, esta sería la copia real y de seguridad y para la facilidad de la realización el MP3, para usarlo con equipos informáticos.

Si después pensamos en los tan apreciados vinilos que los echamos de menos con nostalgia, son muchísimos los que aún están en las discotecas de las emisoras de todo el mundo. Imaginar que todo ese contenido sea desaprovechado es impensable. Ya que se pueden deteriorar y no se pueden reemplazar, la mejor opción siempre es realizar reproducciones con mucho cuidado y pasándolas a formato informático. Claro está después se obtiene también copia en CD y se puede utilizar sin miedo a que se rompa por manejarlos con rapidez.